Todo un año para olvidarse de este

Susana está detrás de las cocinas de la Srta. Scott

Todo un año para olvidarse de este

¡Esto se acaba! ¿Os dais cuenta de la presión a la que estamos sometiendo a 2021?

 

No quisiera yo estar en sus carnes. Me lo imagino como un niño en su primera función del cole, agazapado tras el telón esperando su turno y repasando mentalmente cada una de las palabras del guión; tembloroso y temeroso de quedarse en blanco, o peor… de confundirse, como aquel otro, y liarla parda. Nosotros, como los padres orgullosos de ese pequeñajo que se inicia en sus derroteros teatrales, esperamos en nuestras butacas -con sus limitaciones en distancias de seguridad-, con nervios y un poco de curiosidad, a que se abra el telón. 

¿Será este año mejor que el anterior? ¿Vendrán mal dadas de nuevo? ¿Volveremos a estrujarnos como si no hubiera un mañana? ¿A darnos besos aunque nos hubiéramos visto por la mañana? ¿A llenar bares y juntar mesas? ¿A petar las salas de cine? No lo sabemos y decir que sí o que no sería aventurarse demasiado, y para aventuras ya hemos tenido suficientes; pero yo tengo buenas vibras. Ya sabéis los que me conocéis que soy de números impares… 

¿UN REPASO?

 

Nos sorprendió marzo y nos pilló mirando para otro lado. ¡Quién nos lo hubiera dicho tal día como hoy! No paralizamos solo nuestras actividades laborales, también nuestra vida y rutina; nuestra manera de vivir, nuestras costumbres y sí, nuestras libertades. Pasamos varios meses “encerrados” en nuestras casas, algunos más apretados que otros, creando una nueva forma de estar y de ser temporal. Nos entreteníamos con lo que podíamos y con lo que teníamos. 

Si lo piensas… ¡Qué buenas tardes de juegos con los peques! Y mucho más tiempo para idear, diseñar y preparar nuevas recetas para La Srta. Scott, a veces, cómo no, con ayuda de los niños y algún que otro robo a hurtadillas de galletas recién horneadas. Y a falta de teatros o cines, nosotros en casa teníamos la suerte de tener un vecino – el vecino-, envidia de medio Madrid. El tenor del tercero, que cada día al anochecer nos deleitaba, haciendo de escenario su ventana, con alguna gran obra de ópera. En nuestros balcones a las ocho no solo había aplausos, también cultura… y esta no estaba restringida. 

Se nos paralizaron los eventos y los encuentros; y La Srta. Scott tuvo que reducir fogones… como tantos otros. Sin embargo, a mi siempre me han enseñado, desde pequeña, que la constancia da miedo, pero también resultados; y que las cosas vienen, se quedan un rato y pasan. Así que utilizamos mucho de ese tiempo confinados en tomar conciencia de la nueva situación y prepararnos para la vuelta para poder seguir ofreciendo nuestro Real Food otra vez. Aprovechamos para hacer las tareas pendientes, para probar nuevos platos y para diseñar una pequeña carta de comida a domicilio y deliciosos packs para regalar o regalarte. 

Y ahora estamos felices de volver a llenar vuestras mesas de alegría, de encuentros, de sonrisas y carcajadas. De llevar a vuestros hogares bizcochos recién horneados, galletas con aroma a canela y chocolate, de fruta fresca, de verduras especiadas y de todo aquellos que quieras pedir. De hacer de tus desayunos el mejor buenos días del mundo; de acercarte a tu hogar un brunch auténtico y tradicional y hacerte disfrutar de mañanas tardías en fin de semana. ¡Y qué decir de esta Navidad! No puedo negaros que ha sido intensa, cocinando vuestros menús navideños desde muy temprano; pero también ilusionante. Gracias por no haber dejado que esta Navidad se haya perdido por el camino. 

Técnica Batch Cooking en el obrador de la Srta. Scott.Llegamos al último día de este 2020 con un montón de planes e ideas para este año nuevo -empezando por los nuevos talleres de Batch Cooking que comienzan en enero-; con las pilas cargadas, con nuestro obrador repleto de ingredientes, recetas y con los fogones que arden… 

Gracias por habernos acompañado todo este complicado año, por seguir confiando en La Srta. Scott, por levantarnos cuando se nos aflojaban las piernas, por animarnos, por apoyarnos. Os devolveremos toda esta confianza con creces. 

¿Vamos a por 2021?

No Comments

Post A Comment