La cita perfecta para celebrar el amor

La cita perfecta para celebrar el amor según la Srta. Scott

La cita perfecta para celebrar el amor

Suena Love Is In The Air. Aquel John Paul Young de 1976 regresa a mis listas de reproducción en un bucle constante semanal y más ahora, que el amor está en el aire.

 

No me extraña que su letra fuera pronto recogida por otros, como en ‘On the Radio’, buen gusto el de Donna Summer que predecía ya el éxito de este título de la música disco. Anteriormente ya os había contado que una de mis fuentes de inspiración preferidas es la música, así que cómo no ponerle también banda sonora a este post que habla, ahí es nada, de la cita perfecta.

¡Llega San Valentín! He de reconocer que no es de las fechas que tenga marcada en el calendario, y eso no es porque yo no sea una romántica -algunos me dicen que cuando me pongo cursi soy como una “bomba de azúcar”– sino porque creo, como decía Caballo Viejo, que “quererse no tiene horario ni fecha en el calendario”. Así que acepto que febrero se lleve el título de mes del amor; pero si lo pensamos en su sentido más amplio. ¡Siempre es un buen momento para decir ‘Te Quiero’! 

¿CÓMO PODEMOS PREPARAR LA CITA PERFECTA.

¿Alguna vez habéis viajado sin salir de casa? Un plan perfecto -o una sorpresa maravillosa- es coger las maletas ficticias y embarcarnos en un viaje a nuestro lugar preferido del mundo. Sin esperas, sin aviones, sin prisas. Para el post de hoy elijo la Toscana, porque Italia me encanta; pero además echo de menos el verde de campo inmenso, la sensación de pisar tierra húmeda libremente; el olor a uva, los colores violetas de las vides. Buscando un lugar que me recuerde a esto… ¿Qué mejor para una cita romántica que este paisaje arrebatador de campos bucólicos?  ¡Creemos una cita a la italiana!

Se siete molto romantici, esta opción es para vosotros. Preparamos un maratón de fotos y vídeos del destino, en este caso de la Toscana, que transcurran durante toda la velada dándole un ambiente único a la estancia donde vayáis a cenar: Florencia, Siena, San Gimignano, Pisa, el Valle de Chianti… A ello le podemos unir música típica de su campiña, más clásica o moderna. ¡Al gusto! Y por supuesto, la cena

Os recomiendo, para salirnos de la típica pasta al pesto -que también es una opción buenísima- una focaccia, con pan esponjoso y especiado acompañado de ingredientes como tomates semi secos, aceitunas y cebolleta; o como la preparamos en La Srta Scott, con pan de AVOE y tapenade de aceitunas negras con alcaparras. Maravilloso sería si lo podéis acompañar de un vino de la Toscana, como un blanco Vernaccia Di San Gimignano; o en su defecto, de un buen Rioja, Baron Ladrón de Guevara. Unas velas, una decoración rústica -mantel de cuadros vichy, mi preferido-; un poco de mediterráneo sobre la mesa, flores pastel y aire vinícola donde las uvas sean protagonistas. 

Si sois un poco más cañeros, también hay opciones. ¡No todo son velas y luces bajas! ¿Queréis caña? ¿Qué os parece entonces asistir a un concierto en el salón de vuestra casa? Para esta ocasión he elegido un concierto completo de Queen. Freddie Mercury nos puede dar una velada espectacular y si no es muy tarde, aún podremos cantar a voz en grito Bohemian Rhapsody sin miedo a los golpes en el techo del vecino. Para esta cena, una quiche me parece ideal. De puerro y panceta; de calabacín, tomate seco y queso de cabra o de espinacas, nueces y pasas. Lo podemos acompañar de un hummus con pan de pita casero, una tabla de quesos y uvas, un poco de jamón… y cómo no, unas buenas cervezas para hacer de la cena el mejor plan romántico festivalero. 

No hay velada que no termine con un buen postre. En mi caso, este año, prepararé unas rocas de chocolate, crujientes y dulces. Pasión y amor en un mismo bocado. 

Cualquier cita romántica se puede acompañar de un magnífico momento de juegos juntos. ¿Una de beso, verdad o atrevimiento? Con cuidado, no queremos que el día especial termine en ruptura. O qué os parece hacer un concurso de cocina, preparando un primer y segundo plato y, si queréis, someter a votación la foto de vuestra creación entre esos grupos críticos de amigos que seguro tenéis. ¡Qué comiencen las apuestas! 

NO HAY UNA BUENA CITA QUE NO SE ALARGE

Qué velada especial no sigue hasta la mañana siguiente. Despertar el día después a tu pareja o con tu pareja con un desayuno maravilloso y especial es el colofón perfecto de la cita ideal. En La Srta. Scott hemos creado este año un par de propuestas para que San Valentín comience o se alargue todo lo que tú necesites. Desayuno o Brunch para que lo disfrutes con quien tú quieras y que, además, puede venir acompañado de un ramo de flores naturales precioso de una de nuestras tiendas preferidas: Ahhoc Flores.

No Comments

Post A Comment